Monday, October 27, 2008

Y el paranoico soy yo.

Por mi "afición" a las armas y mis principios acerca de la validez absoluta del derecho a la autodefensa ha hecho que el típico critico gafo salga a acusarme de padecer trastornos psicologicos graves. Estos son los sabiondos que viven con la típica verborrea de que "Con la violencia no se resuelve nada", "ojo por ojo va a dejar a todo el mundo ciego" y canturrean a John Lennon y "Darle un chance a la paz" mientras tragan antidepresivos y pastillas para dormir como si fueran maní.

El Universal trae un articulo de Deivis Ramírez Miranda acerca de los trastornos psicología que el crimen tienen en los habitantes de Guarenas gracias a que los Choros tienen el trabajo asegurado y hacen lo que quieren con impunidad. Y ya ni siquiera sirve convertir su casa en un bunker porque los amigos de lo ajeno simplemente revientan las rejas o emboscan a los habitantes entrando o saliendo de sus casas.

El psicólogo clínico Mario Brito, en "el aumento de la desconfianza en las personas y el trastorno psicológico en las vivencias diarias" osea que eso de ser victima profesional es malo para la salud al parecer. Claro que el remedio no se puede dar vía recipe ya que la auto defensa no esta bien vista, se ve mejor tener un alto carácter moral y dejar que lo llenen a uno de huecos o le maten a los hijos o le dejen la casa pelada.

Brito también dice"Lo recomendable es que las personas lleven una vida tranquila, evitando cualquier incidente lamentable, sólo así los trastornos psicológicos disminuyen en el contexto familiar. Sin embargo, las conductas sociales no cambiarán de un momento a otro y hay que estar preparado".... a morirse o que lo jodan pero lo que NUNCA debe hacer es tomar alguna acción que pueda dañar la salud del criminal que lo esta atacando. Porque Ud. sabe muy bien que el criminal no es criminal por vocación o decisión propia sino que ha sido forzado a esa vida debido a las injusticias sociales impuestas por Bush, el Capitalismo Salvaje, el FMI y el mal picheo de los Leones del Caracas la temporada pasada. No señor, el criminal es una victima mas, sin conciencia de lo que esta haciendo y Ud. que ha sido privilegiado con los frutos de la Revolución, deberá sentir compasión, abrirse en cuatro patas y dejar que se lo metan hasta el piloro.

O también puede botar el pastillero y empezar a quebrarse choros.

2 comments:

Eriu said...

Amigo coincido totalmente con todo lo que dices, desde chicos nos alimentan la idea de ser pendejos para parecer buenos en sociedad. Somos nosotros quienes vivimos enjaulados, con paranoia ante cualquier movimiento.
Siempre lo he dicho las lacras no se arreglan es preciso exterminarlas.

Me gustaria estar cerca de ti para compartir un poco esa "afición" ya que también me gustan esos jugueticos, para que te rias en grande, mi primer disparo fue con una escopeta a los 7 años, se la robé a papá para dar un sustico a alguien que me molestaba, arrimé una silla a la ventana, me encaramé y apunté al tipo, hice igualito como hacía papá, lo único que recuerdo fue pum y el madre leñazo en el hombro y cai de la silla, casi le pego el tiro en las piernas. El segundo fue ya con 9 años, padrino, papá y otros soltaron un pavo en la finca y el juego, yo escuchaba las detonaciones y me acerqué, pedí la escopeta y la agarré igual que una ametralladora, todos se reían de la pulguita con algo mas grande que yo, cuando vi unas hojitas moverse sin ver que había disparé sin caerme, el pavo quedó sin cabeza. Desde esa fecha tengo fama de buena tiradora.
Espero te hayas reido de mis cuentos.

BeelzebuDasHell said...

Definitivamente me reí y hasta algo de susto me dio el cuento. Las mujeres son MUY buenas con un arma en la mano y aceptan entrenamiento mejor que los hombres ya que son mas abiertas a la instrucción y consejo porque no tienen el problema del machismo (Yo soy hombre, yo se lo que es disparar)